Home / ACTUALIDAD / Luis Giampietri: “El problema es que no se hace prevención”
Luis Giampietri es Vicealmirante AP y ex vicepresidente de la República. (David Huamaní/Perú21)

Luis Giampietri: “El problema es que no se hace prevención”

Recordó que en 2016 se anunció un Niño, pero, como fue débil, se bajó la guardia este año. “Si no se empodera a una autoridad, no se puede afrontar bien el problema”, señala.

 
Luis Giampietri conoce del mar y del fenómeno de El Niño. Por eso, señala que no hay una organización que nos permita afrontar este problema que siempre se repite. Es necesario separar la prevención de la remediación. Anota que El Niño provocó el desprestigio del gobierno de Fernando Belaunde.

Nos han dicho que tenemos en el Perú un “Niño costero”. ¿Es una caracterización nueva o un ‘Niño normal’ nomás?
El fenómeno de El Niño tiene varias expresiones. No había escuchado anteriormente esto de Niño costero porque siempre los ‘Niños’ son fenómenos costeros. Eso no es una novedad… 

Un viejo costero…
Sí, es antiguo. Tal vez sea una forma de decirlo. Me da la impresión de que esto se parece mucho al Niño del año 1997, 1998. En 1997 sentíamos un calor infernal, pero no hubo grandes lluvias. Estas ocurrieron el siguiente año. Tuvimos muchísima lluvia y cayó una inmensa cantidad de agua. Fue de los más fuertes, junto con el de 1925 y 1983. Estos ‘Niños’ han tenido una característica particular.

¿Que se corrobora en este caso?
Me parece que sí, lo he conversado con científicos. No solo está influyendo el calor del mar, es una de las variables, sino también la interconexión atmósfera-mar porque estamos con declinación sur. El sol se desliza de sur al norte a 23.5 grados y pasa por los equinoccios del 23 de marzo y del 23 de setiembre. Estos marcan el cambio de estación. Actualmente el sol está sobre la zona sur. Al calor que pueda traer el mar está también el sol que está en nuestras latitudes.

¿Cuál es la zona sur?
Desde el Ecuador hasta la Patagonia. El sol está orbitando más pegado al sur. Ahora en marzo pasa a la zona norte (Centroamérica, EE.UU.). Eso podría atenuar un poco el tema, porque esa es una de las variables. Otra…

Nos han dicho que vienen momentos de lluvias más fuertes…
Podría ser. Pero tenemos algunos indicios de que no solamente se están produciendo lluvias por efecto del agua caliente del mar, sino que está ocurriendo un transvase de nubes de la Amazonía hacia la costa. Han descargado en las lagunas que alimentan a estos ríos. El anticiclón del sur, que hace que esto no suceda, se ha debilitado. Es un viento que sopla fuerte, pero que ahora está quieto.

¿Por qué se ha debilitado?
Eso aún no se sabe. No se ha descubierto. Como no corre viento, la nube pasa por encima de la cordillera, se encuentra con un frío intenso y eso produce la lluvia. A mi modo de ver, esto explica por qué los ríos vienen tan cargados, produciendo huaicos como en Chosica, Punta Hermosa. Desde las lagunas, donde se forman los ríos, ya vienen con mucha agua. Únale a esto que los ríos tienen temperatura que introducen al mar. Están bajando con 23, 24 grados. Existe, además, una particularidad. La enorme cantidad de agua caliente tiende a posarse inicialmente en la zona superficial del mar, arriba. Eso ocurre acá, en Lima. Pero, en el norte, los ríos Sullana, Piura son muy grandes. El río Tumbes es el más grande de la costa, está metiendo agua caliente que viene del Ecuador. Yo he navegado en el río Tumbes, he entrado por lancha desde el mar hasta el puente de la Plaza de Armas. Es un río navegable y casi todo se va al mar. Un desperdicio espantoso porque esa zona es plana. Si hubiéramos hecho el proyecto de irrigación con los ecuatorianos, tendríamos una zona riquísima.

¿Cuál es la temperatura del mar en el norte?
Está en 29 grados. Cuando trabajábamos con el Dr. Woodman en el Estudio Nacional del Fenómeno de El Niño (ENFEN), él, que es piurano, decía: cuando el mar de Piura, Paita y Tumbes llega a 29 grados, se produce mucha evaporación y lluvias torrenciales. Esa es la situación en el norte. En el sur, Lima, es otra cosa. La mayor influencia es que los ríos vienen cargados por el trasvase de nubes de la Amazonía hacia la costa.

¿Cuál es la temperatura normal del mar de Lima?
Es de 16, 17 grados. Ahora en Lima el mar está en 22, 23 grados. En el norte, lo normal es de 23 grados. Está en 29 grados. La poca fuerza del viento es para los dos lugares. Los alisios vienen del sur, siguen la misma ruta que la corriente de Humboldt, que es el verdadero fenómeno del Perú, no El Niño. Lima está a 12 grados del Ecuador. A esa misma distancia, al norte de Ecuador, está Panamá, Colombia, todos países tropicales, incluido Brasil. Somos la excepción de la regla marcada por la corriente de Humboldt. Paralelos al Ecuador, por el efecto Coriolis (influencia de la rotación de la tierra en los vientos), los vientos alisios doblan hacia Nueva Zelanda. Funcionan como un ventilador. Cuando se apaga, el agua regresa, que podrían ser las ondas Kelvin. Vienen trayendo el agua más alta y más caliente hacia nuestra costa desde Australia. Cuando se encuentra con la corriente de Humboldt, se produce El Niño.

¿Entonces los alisios no están brindando viento ni al norte ni centro (Lima)?
No, tampoco el anticiclón del sur. Hay otro fenómeno en el sur que ayuda a que no pasen las nubes de la sierra a la costa. Se llama La Alta de Bolivia, viene de Argentina hacia Bolivia. Creo que eso también está debilitado. No he podido aún encontrar el dato.

¿Estamos frente a un fenómeno de El Niño mondo y lirondo?
Esto es un Niño, con algunas variaciones. Los japoneses tienen el término: el ‘Niño modoki’. Quiere decir: que es y no es. Pero no se aplica, porque se presenta más en medio del Océano Pacífico.

¿Se puede saber sobre el calentamiento del mar con antelación?
Dos a tres meses, pero no tenemos equipos de antelación en el mar. Cuando estuve en Imarpe, en 2000, compré seis boyas danesas que medían la temperatura del mar, la salinidad, la dirección de las corrientes y los vientos. Eso podía ayudar a hacer los modelajes que realizan los norteamericanos. Entre Nueva Zelanda y las Islas Galápagos hay más de 100 boyas sembradas. Marcan el paso de las ondas Kelvin y la temperatura de toda esa zona. Mandan la información al satélite y con los modelos que se tienen se establecen proyecciones. Los pescadores las vandalizaron. El seguro las reparó la primera y segunda vez, a la tercera dijo: esto ya es una broma. Eran caras.

¿No podemos tener información del paso de las ondas Kelvin? ¿No tenemos instrumentos propios para mapear nuestro mar?
Cuando pasan por Hawai, ya tenemos alguna información. No tenemos instrumentos.

¿Desde cuándo se sabe del calentamiento del mar en el norte?
No sé, no he estado haciendo monitoreo. Desde enero, me parece, que es la época en la que se produce El Niño.

¿Desde diciembre, tomando en cuenta la historia, habiendo pasado por un Niño leve en 2016, no se pudo hacer un poco de prevención, o antelarse por lo menos?
En 2006 presenté un proyecto para crear el Preven para prevenir estos fenómenos. Se diferenciaba bien entre prevención –un organismo que se debe crear– y remediación, el Indeci (Instituto Nacional de Defensa Civil). Lo aprobó el Consejo de Ministros. Y luego se cuestionó la dirección de Alberto Pandolfi. Él manejó estupendamente El Niño de 1999. El río La Leche no se salió, lo encauzó con tiempo y logró manejarlo. Los organismos internacionales que donaron dinero dijeron claramente: no puede haber un organismo que prevenga y a la vez remedie. La prevención debe ser todos los años, haya o no haya Niño. El proyecto se fue al tacho de basura. Hicimos un nuevo proyecto, el Cenepred, organismo que existe, aprobado por el Congreso, que se dedica no solamente a El Niño, sino a ver tsunamis, terremotos, nevadas, sequías.

¿Funciona?
Debería estar funcionando ahora.

Se supone que el gobierno de Humala destinó 3,600 millones en 2016 para enfrentar El Niño. Se invirtió todo, algo…
No lo sé, no nos han informado. Se supone que debía ir al Cenepred, pero no fue. ¿Usted sabe? Debemos reordenar las ciudades. Es complicado, pero hay que hacerlo. Cómo vas a meter al Rímac o al Tumbes en un desagüe.

Pero se puede hacer un enrocado y proteger las riberas.
Eso sí. Pero 3,600 millones no alcanzan para todos los ríos. La Base Naval se inundó en El Niño de 1983. Está construida sobre la desembocadura del Rímac.

¿Por eso han sacado a Abimael Guzmán y a Montesinos de la base?
Por prevención. Ahí se forman pequeñas lagunas. En la época de Kouri se compró muchas máquinas, removían las piedras del lecho del río y con una chancadora se vendía el material a las construcciones. Y con eso se mantenía el equipo. Por eso que no se ha desbordado en el Callao, el canal está limpio. Ahora el agua está cerca del puente, pero no se ha inundado. Después de El Niño del 83, Belaunde hizo trabajos en el Callao. Dicho sea de paso, le costó el gobierno. El descrédito de Belaunde vino por El Niño.

Datos

  • Luis Giampietri Rojas ingresó a los 15 años a la Escuela Naval del Perú; en el año 1960, concluyó su carrera académica obteniendo el grado de alférez de Fragata.
  • En el año 1975, fue fundador de las Fuerzas de Operaciones Especiales (FOES). Como oficial superior desempeñó diversos cargos en unidades y dependencias de la Marina.
  • En el año 1995, concluyó su carrera naval con el grado de vicealmirante, ocupando el cargo de jefe del Estado Mayor General de la Marina.
  • Del año 1996 al 2000, fue presidente del Instituto del Mar del Perú y, en adición a sus funciones, desempeñó el cargo de presidente del Comité Multisectorial Encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño – ENFEN.
  • Durante el segundo gobierno de Alan García (2006-2010), fue elegido congresista y vicepresidente de la República.

 

Síguenos en Facebook

About tarapoto

Check Also

Juan Borea Odría: Los testimonios que lo acusan de abuso sexual [Video]

Cuatro de los dieciséis ex alumnos de la institución educativa que se han atrevido a …