Home / ACTUALIDAD / ¿Por qué la Procuraduría denunció a Alan García y cuáles serían los delitos?
Luego de que se hizo pública la denuncia, el exmandatario usó su cuenta de Twitter para afirmar que está dispuesto a cualquier investigación. | Fuente: Andina

¿Por qué la Procuraduría denunció a Alan García y cuáles serían los delitos?

El Ministerio Público analiza la denuncia contra el expresidente y otros dos exfuncionarios por las irregularidades en la concesión del Metro de Lima a la empresa Odebrecht.

 

Este lunes, la Procuraduría Ad Hoc del caso Odebrecht reveló que sobre el expresidente Alan García pesa una denuncia por las irregularidades en la concesión de los tramos I y II de la Línea 1 del Metro de Lima. El documento que elaboró el despacho de la procuradora Katherine Ampuero es analizado por el Ministerio Público. También han sido denunciado Enrique Cornejo (exministro de Transporte) y Oswaldo Plasencia (ex director ejecutivo de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico de Lima).

Presuntos delitos. Los tres exfuncionarios afrontarían una acusación fiscal por delitos contra la Administración Pública. La Procuraduría no explicó que delitos habrían cometido. Sin embargo, el abogado penalista Carlos Caro Coria explicó a RPP Noticias que en este tipo de casos suelen configurarse, por lo menos, dos delitos: colusión desleal y negociación incompatible. 

Colusión desleal: es un tipo penal cometido por un funcionario que, debido a un acuerdo previo, utiliza su cargo para beneficiar a un tercero en un proceso de contratación o licitación. El artículo 384 del Código Penal sanciona esta conducta con tres a 15 años de prisión.

Negociación incompatible: también es conocida como aprovechamiento indebido del cargo. Este delito es cometido cuando el funcionario o servidor público centra su interés en un contrato para sacar provecho propio o beneficiar a un tercero. El artículo 399 del Código Penal castiga este delito con cuatro a seis años de cárcel.

Consultado sobre la posibilidad de que la Procuraduría haya señalado el delito de cohecho pasivo (recibo de coima), el especialista respondió que “sería muy aventurado formularlo, pues primero la Procuraduría tendría que manejar indicios sobre la existencia de sobornos o pagos a los involucrados”.

La historia. Para explicar el caso del Metro de Lima es necesario retroceder hasta el 2009. El 19 de febrero de ese año, según el diario El Comercio, el entonces presidente García viajó a Cusco con el ministro de Transporte Cornejo para inaugurar un tramo de la carretera Interoceánica.

A esa misma ceremonia asistió Jorge Barata, quien en ese momento era director ejecutivo de Odebrecht en el Perú. La empresa brasileña había ganado la concesión de la Interoceánica, que se firmó durante el Gobierno de Alejandro Toledo.

Extraña movida. Tras este encuentro con Barata en Cusco, asegura el medio, García reunió de emergencia a su Gabinete de Ministros. ¿El motivo? Cambiar de administración al nuevo proyecto del Metro de Lima. La obra estuvo en un inicio encargada a la Municipalidad Metropolitana de Lima, que encabezaba el alcalde Luis Castañeda Lossio.

Sin embargo, la noche que García retornó a la capital, se decidió pasar la obra al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) de Cornejo. Esta modificación fue aprobada mediante Decreto de Urgencia, que se publicó el 28 de febrero.

¿Qué hizo el MTC? Al mando de Cornejo, el ministerio tuvo control sobre los recursos de la obra. A través de otros cinco decretos supremos, se reforzó el poder sobre el proyecto y las entidades fiscalizadoras como la Contraloría y el Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (Ositran) no pudieron intervenir.

Para diciembre, diez meses después de la convocatoria de urgencia, el proyecto ya tenía contrato. El ganador de la concesión fue el consorcio Tren Eléctrico Lima, integrado por Odebrecht y la peruana Graña y Montero. La inversión inicial fue de 410 millones de dólares.

El perjuicio al Estado. El primer tramo de la Línea 1 del Metro de Lima se inauguró el 11 de julio de 2011. Según la Contraloría, el Estado registró un perjuicio económico de 111 millones de dólares. Sobre el segundo tramo, que se inauguró el 25 de julio de 2014, la Comisión Lava Jato del Congreso detectó un perjuicio de 301 millones de dólares.

Detenidos. La licitación de la obra no fue limpia y los primeros involucrados ya cayeron. Como parte de un acuerdo de información entre las fiscalías de Brasil y Perú, se supo que la empresa brasileña depositó unos 500 mil dólares en sobornos a Edwin Luyo en una cuenta offshore a su nombre. Luyo era el presidente del Comité de Licitación del Metro de Lima y fue detenido el 20 de enero pasado.

 A él le siguieron el exviceministro de Comunicaciones del MTC, Jorge Cuba; el exfuncionario del MTC, Miguel Ángel Navarro; y la pareja de Cuba, Jessica Tejada. El exviceministro habría recibido dos depósitos que sumaron cerca de dos millones de dólares. Los movimientos bancarios se realizaron con ayuda de una empresa offshore, de la cual Tejada tenía la mayor parte de las acciones.

El exministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo, también fue denunciado por la Procuraduría Ad Hoc del caso Odebrecht.
El exministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo, también fue denunciado por la Procuraduría Ad Hoc del caso Odebrecht. | Fuente: Andina

 

El expresidente de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico de Lima, Oswaldo Plasencia, también afrontaría una acusación fiscal por el caso.
El expresidente de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico de Lima, Oswaldo Plasencia, también afrontaría una acusación fiscal por el caso. | Fuente: Andina

 

Síguenos en Facebook

About tarapoto

Check Also

Juan Borea Odría: Los testimonios que lo acusan de abuso sexual [Video]

Cuatro de los dieciséis ex alumnos de la institución educativa que se han atrevido a …